Reseña de Internet Negro, El lado oscuro de la Red.

En mi periplo buscando las fuentes de la inspiración y la sabiduría para mi próximo título, en los últimos tiempos he estado leyendo una serie de libros que creía que podían orientarme en mis objetivos. Cronológicamente, el primero de ellos fue el que llevaba el ocurrente nombre de ‘Mamá, ¡quiero ser youtuber!’, de Cristina Bonaga y Héctor Turiel, prologado por uno de los youtubers más famosos en lengua castellana, el ubicuo ‘el Rubius’.

mama-quiero

Este libro pretende dar respuesta a la pregunta de cómo lo hace un grupo de jovenzuelos para subir un vídeo a la red y obtener en un día más visitas que grandes medios de comunicación en una semana. Es decir, intenta aclarar qué es eso de ser youtuber, y si se puede vivir de ello.

Para los autores, Youtube es tan sólo una de las puntas del iceberg que representa a las nuevas tecnologías, capaces de modificar el mundo tal y cómo lo conocíamos hace menos de 20 años y de hundir aquellos medios de comunicación que no se renueven, fruto de la revolución que está suponiendo a nivel planetario la emergencia de la era digital y las nuevas innovaciones tecnológicas que cambiarán la comunicación, la cultura, las relaciones sociales y la economía del mundo en los próximos años.

El libro está bien, no me malinterpretéis, pero es un tanto básico para mis objetivos y sobre todo para las bases de las cuales partía. No obstante, no es ninguna pérdida de tiempo el leerlo, al contrario. En sus primeras páginas obtendremos una introducción a esta era digital que lo ha cambiado todo, como prólogo para el resto de los contenidos.

La segunda parte se inicia con varios capítulos que nos hacen una presentación del concepto millennial, qué es Youtube, y quién es su propietario (Google). En los siguientes capítulos, trata de analizar el éxito de los youtubers, las posibilidades de triunfar (económicamente hablando) y la base primaria de los contenidos nacionales: Los videojuegos.

La última parte es la que me pareció más trivial, un compendio de «consejillos para padres enrollados» si nuestros hijos quieren ser youtubers. Bastante intrascendente aunque también breve. En definitiva, un libro de introducción muy básica al concepto de los Youtubers pero que puede cubrir las necesidades de información para el 75% de los padres españoles.

El segundo libro del que os quería hablar hoy es un tanto más ‘serio’. Os hablo de ‘Internet Negro. El lado oscuro de la Red’. No en vano está escrito por dos policías que operan en el estado español: Pere Cervantes y Oliver Tauste. Ambos son expertos en la investigación de delitos tecnológicos y han participado en muchas operaciones contra la pornografía infantil por Internet y contra la ciberdelincuencia, y son los responsables del blog Tranki pap@s, donde aconsejan a los padres al respecto de los diferentes peligros que pueden acechar a sus hijos en Internet.

Pere es, además de todo lo anterior, colega en esta aventura de escribir novelas de ficción negrocriminal, siendo autor de Trescientos sesenta y seis lunes, Rompeolas, No nos dejan ser niños y este año, La mirada de Chapman.

Centrándonos en el ensayo de Cervantes y Tauste, creo que lo que en primer lugar se nota es su objetivo pedagógico, por encima de cualquier otro. Es decir, que va al grano y explica lo que debe saber alguien que quiera enterarse de lo que se cuece en la ‘Red de Redes’. En ese sentido, aunque mucho menos que el libro anterior, creo que es también un libro de iniciación que será muy útil para la mayoría de los padres, puesto que sus consejos son prácticos y sencillos, ejemplificados con numerosos casos que de bien seguro nos deben sonar, si no directos sí cercanos. Veamos los contenidos en mayor detalle:

Primera Parte: Lo que Google ve.

Esta parte ocupa el mayor número de páginas del libro, y expone en diferentes capítulos los peligros de la parte más superficial de Internet:

  • Los fraudes más habituales: Phishing, Pharming, Scan, aquella preciosa novia rusa que nos contacta por e-mail, la clonación de tarjetas, etc..
  • El ciberbullying o acoso a menores usando las nuevas tecnologías. Grooming, Sexting, hacking, etc…
  • Pornografía infantil: Una lacra que hay que combatir.
  • El neomachismo y las nuevas formas de violencia de género.
  • Los peligros que pueden cebarse con las personas mayores.
  • Hackers… y crackers.
  • Protección de nuestra empresa en la Red.
  • Tecnoadicciones.

Segunda Parte: La Deep Web.

Confieso que compré el libro principalmente por esta segunda parte, como os explicaba antes con la intención principal de documentarme para mi próxima novela. Y no me defraudó, todo lo contrario. Pero me quedé con ganas de más, ya que esta segunda parte no es muy extensa y dibuja un mundo oscuro, peligroso y nocivo para mentes no suficientemente maduras o preparadas (y también fascinante para un escritor con imaginación). Es como ese antro del que algun amigo te ha hablado alguna vez y que sabes que no debes entrar, pero que cuando pasas por delante te asaltan las dudas para descubrir qué se cuece dentro en realidad.

En definitiva, un libro altamente recomendado para cualquier padre, madre o tutor de niños y niñas de entre 8 (o incluso antes) y 18 años que se preocupe por las horas que sus vástagos se pasan delante de las pantallas de móvil, tablet y ordenador. Como en todo, la mesura y el sentido común son los que deben prevalecer. En la red hay de sobra contenidos súper interesantes que pueden formar y entretener a nuestros hijos, y hay que saber diferenciar y separarlos de contenidos nocivos o perniciosos.

Saludos.

Pedro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.