Concierto de Alan Parsons en Barcelona

Sala Barts de Barcelona. Lunes 4 de julio de 2016, 21.05 de la noche. Momento en el que, mezclado entre el resto de los músicos de la gira, Alan Parsons sube al escenario y se coloca en el centro de la parte más elevada, lo que sumado a su estatura superior a la de los demás le hace destacar visualmente.

El público, expectante, aguanta la respiración. ¿Estará a la altura de su leyenda el músico, compositor, cantante e ingeniero de sonido? ¿Le pesarán en el escenario sus casi 68 años de edad? ¿Cómo sonará la banda?

De repente, las primeras notas de ‘I Robot’ resuenan en los amplificadores. El show ha comenzado, saldremos de dudas en breve.

Pero ¿quién es ese barbudo entrado en carnes que toca la guitarra acústica de forma mecánica en el escenario? Alan Parsons nació en Londres en 1948. Desde muy pequeño demostró una excelente capacidad musical, lo que guió sus pasos hasta llegar a ser ingeniero de sonido en los estudios EMI y Abbey Road, donde participó como asistente de grabación de dos álbumes de los Beatles. Por uno de sus trabajos allí (“The Dark Side of the Moon”, de los Pink Floyd) fue nominado al Grammy como mejor ingeniero de sonido.

Tras sus éxitos en la tabla de mezclas y en la producción, Alan decidió entrar en la escena musical. En 1974 conoció a Eric Woolfson, compositor y músico de estudio, y juntos formaron ‘The Alan Parsons Project‘. Woolfson ejercía de inspirado compositor y cantante, mientras que Alan era el ingeniero de sonido, productor y co-compositor de la música. Desde el principio los dos se hicieron acompañar de otros cantantes y músicos de estudio, logrando el primer éxito en 1976 con el álbum ‘Tales of Mystery and Imagination‘, un trabajo conceptual basado en la obra de Edgar Alan Poe.

Los siguientes LP’s con Woolfson fueron también conceptuales, he aquí la lista completa:

Tras una serie de problemas y discusiones con Woolfson respecto al estilo y objetivo de los próximos discos, a principios de los 90 Alan Parsons decidió finiquitar la etapa del ‘Project’. Sus siguientes trabajos serían ya individuales, obteniendo un éxito un tanto más discreto que los anteriores.

Volviendo al concierto de Barcelona, a los pocos minutos de la primera canción, las incógnitas están despejadas: La banda que acompaña a Alan está formada por músicos excelentes, competentes, profesionales, e involucrados en el show. Él parece cómodo en su pedestal, e incluso habla de tanto en cuanto al público. Ya nos tienen a todos en el bolsillo. Desde el primer momento, mis favoritos son el batería (un prodigio de coordinación, estilo y energía) y el primer guitarra. El sonido es claro, limpio y potente, y todos los músicos actúan perfectamente coordinados. Me sorprendo a mí mismo pensando en que aún hay clases en esto de la música, y que estos pertenecen sin duda a la primera división.

IMG_3415La formación actual de la banda que acompaña a Alan Parsons, en la foto de un concierto previo en California. De izquierda a derecha:

Todd Cooper: Saxofón/Cantante

Tom Brooks: Teclados

Alastair Greene: Guitarra principal/Cantante

P.J. Olsson: Cantante principal

Alan Parsons

Dan Tracey: Guitarra/Cantante

Guy Erez: Bajo

Danny Thompson: Batería

 

Dos horas más tarde, la banda ha ejecutado todo su elenco de forma impecable (ver el Set List completo al final de este artículo). El único problema técnico llega durante el solo de ‘Prime Time‘. En el momento de máxima energía y entrega a la causa… la guitarra de Alastair deja de sonar. El músico mira al ayudante de sala pidiendo una solución. Durante dos o tres minutos (que a mí se me hicieron larguísimos), el chaval remueve cables, prueba otras guitarras, pisa los pedales… pero la guitarra sigue sin sonar. Mientras tanto, para que no haya un musicus-interruptus total, el teclista se ve obligado a ejecutar un solo que concluye antes de que el incidente esté arreglado, por lo que entonces decide ofrecernos una versión personal ¡del himno del Barça!… Coreada por la mayoría del público, como era de esperar.

Finalmente, el técnico de sala consigue conectar una nueva guitarra. Segundos después, Alastair y el resto del grupo retoman la canción exactamente en el punto donde lo dejaron, sonando más auténticos que nunca. Los espectadores no pueden hacer otra cosa que levantarse y quemarse las manos a aplausos al concluir el tema.

Al final, dos bises con ‘Don’t let it show’ y ‘Games people play’. Dos horas de espectáculo musical que a muchos se nos hicieron cortas. Esperemos que dentro de no demasiado tengamos una nueva oportunidad de verlos por la ciudad. Aunque teniendo en cuenta su edad, habrá que empezar a asumir que nuestros ídolos de juventud van a ir desapareciendo poco a poco. Primero de los escenarios, luego de la vida… aunque Alan Parsons pertenecerá siempre al grupo de los artistas inmortales para ciertas personas, entre las cuales tengo el honor de contarme.

The Eye in the sky will keep looking at you!

¡Saludos!

Pedro.


Set List

(4 de julio del 2016 en la sala Barts de Barcelona)

I Robot

Damned If I do

Don’t Answer me

Breakdown/Raven

Time

I wouldn’t want to be like you

Days are numbers

Turn of a Friendly card:

a. TOFC Part 1

b. Snake Eyes

c. The Ace of Swords

d. Nothing left to Lose

e. TOFC Part 2

Do you live at all?

Limelight

In the real world

Old and Wise

Prime Time

Sirius

Eye in the Sky

Bises:

a. Don’t let it show

b. Games people play


2 comentarios sobre “Concierto de Alan Parsons en Barcelona

  1. Coincido plenamente contigo, Pedro en el analísis y en las sensaciones que me provocó el concierto. Yo me enfrente al mismo casi virgen en lo que se refiere al repertorio de Alan Parsons Project. No había sido hasta ahora un grupo en el que hubiera volcado mi interés, más allá de los cuatro o cinco temas que escuché en mi niñez ( los archiconocidos “Eye in the Sky” y “Don’t answer me”, así como los instrumentales “Sirius”,”I robot” y “Lucifer”). Ese desconocimiento de su música jugó a favor del grupo, ya que constituyó ungrato descubrimiento. Es por ello que agradezco que pensaras en contar conmigo para asistir al concierto. Y, sin más dilación, te dejo, pues tengo pendiente una escucha del “I Robot” al completo…

  2. Un placer el compartir las buenas experiencias con los buenos amigos. Me alegro de haberte ayudado a re-descubrir a Alan Parsons, tal y cómo tu lo hiciste conmigo con el ‘jazz manouche’ u otros estilos que a veces por falta de tiempo o por no formar parte en nuestro entorno, nos perdemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *